Dos formas simples de trading direccional con currencies

La verdad es que no soy un fanático del trading direccional, y quienes me siguen saben bien que prefiero el uso de opciones para armar posiciones neutrales respecto al mercado, y generar ingresos basados en el uso del tiempo a nuestro favor.

No obstante ello, hay veces que me salgo de mi rutina (hay que ser flexible…), e incursiono en el mundo del trading direccional.

Cuando lo hago, no dejo de ser consistente con mis principios generales. El más importante: haga lo que haga, trato de mantener la coherencia y la disciplina.

Si no tomamos el trading como un negocio, estamos condenándonos al fracaso. Y nunca es excesivo repetirlo y repetirlo… (aunque los aburra, prefiero que se grabe bien, y no dar la sensación de que hay alguna probabilidad de éxito cuando esto se toma como un casino o un hobby…).

La manera mas probable para poder convertir el trading direccional en rentable es una mezcla de:

a. Entender que los mercados se mueven aleatoriamente en el corto plazo, pero en marcadas tendencias en el largo plazo (algunos mercados con tendencias mas significativas y prolongadas que otros).

b. Comprender que si la tendencia es lo suficienemente fuerte se puede compensar las pérdidas generadas durante los tramos en que el mercado no tiene tendencia (una gran parte del tiempo!!!).

c. Tener claro que también en esto, el Money Management es CRÍTICO !!!

O sea, en otras palabras:

1. Cortar muy rápido las pérdidas.

2. Prolongar las ganancias (es decir mantener la posición durante la tendencia hasta el punto máximo).

3. Gestionar adecuadamente el riesgo.

Todas cosas muy escuchadas, pero difíciles de realizar. Las emociones no son tan fáciles de gestionar.

Las pérdidas en general no se cortan, porque la mayoría de los traders mantienen las posiciones perdedoras, con la esperanza de que se revertirá la tendencia… (CUIDADO!!!).

Las ganancias, si se producen, se realizan inmediatamente por miedo a que se evaporen (OJO!!!). Es muy común y frustante ver como un leve movimiento en contra de una posición ganadora, que se cierra por miedo a perder lo ganado, vuelve a reencausar la tendencia, para generar una ganancia significativamente mayor.

El riesgo que generalmente se toma es inadecuado. Ya sea que la posición es demasiado grande (overtrading), y puede generar una pérdida muy grande (mucho mas grande de lo que la psicología del trader puede aceptar), o demasiado chica (undertrading), y las ganancias no serán suficientes para cubrir las pérdidas anteriores, y generar rentabilidad en el largo plazo.

Lo importante, también es que mercado elegir. A mi particularmente me gustan los mercados con movimientos fuertes, y tendencias marcadas.

Si bien uso a veces el NASDAQ a través de sus futuros (fuerte volatilidad pero también tendencias prolongadas), creo que el mercado de las monedas (currencies), es muy atractivo.

Esto se debe a varios motivos:

– Liquidez (lo cual genera un spread muy chico entre el bid y el ask (slippage pequeño).

– Tamaño (es un mercado con un volumen enorme en el cual es casi imposible manipular los precios).

– Precios con fuerte relación a los fundamentals (por lo cual el ruido aleatorio es menor).

– Globalidad del mercado (es un mercado abierto las 24 hs., y si bien tiene horarios de muy poca actividad y liquidez – OJO !!!, permite el trading “around the clock”).

– Fuertes tendencias (inclusive de años!!!).

Hasta hace unos años sólo los grandes bancos participaban de este mercado. Felizmente, hoy es posible participar a través de diversas herramientas.

– FOREX, para lo cual hay que abrir una cuenta especial, donde en general el broker se beneficia por el spread.

– ETF – Instrumentos que cotizan en bolsa, y que representan la adquisición de una moneda (FXE – Euro vs Dollar, FXB – British pound vs. Dollar, etc.)

– E-Minis (futuros de un valor menor a los regulares). Esta herramienta permite que un trader con un capital mínimo, pueda resistir los avatares y fluctuaciones  diarias sin un inminente margin call, y a la vez utilizar un fuerte leverage.

Para quien tiene una cuenta de brokerage en USA, el uso de las 2 últimas herramientas no implica ningún esfuerzo adicional.

Personalmente prefiero los E-minis. Ya que arriesgo direccionalmente, prefiero poder usar un fuerte leverage (cada E-mini tiene un delta mayor a 60K u$s), por un márgen de casi u$s 3000, y una comisión que no pasa los 5 dólares.

Eso sí. No olviden gestionar el riesgo. Cualquier fluctuación adversa implica fuertes pérdidas (Nada es gratis y el apalancamiento es un arma de doble filo). Por eso utilizo un stop loss muy ajustado apenas entro la posición, y nunca dudo en cerrarla cuado la tendencia aparece invalidada.

Hoy, por ejemplo, que los mercados de USA están cerrados por  el “Presidents’ day” uno puede entretenerse con el trading de uno o dos E-minis y, hasta quizás poder pagar un lindo regalo a nuestros seres queridos.

Buen trading.

Gustavo

morpheus-standing.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: