La complejidad psicológica del trading

Es un gran desafío intentar abordar este enorme y complejo tema, pero debe hacerse.

Quienes nos hemos dedicado seriamente a esta actividad por algún tiempo, con continuidad, no podemos dejar de haber percibido el funcionamiento de nuestra mente, y su influencia sobre nuestros resultados.

El trading, que parece tan simple en sus fundamentos (en realidad no es mas que comprar y vender, y para que sea rentable, como cualquier actividad comercial, preferentemente vender mas caro de lo que se compra…), se basa en varias actividades fundamentales de nuestro sistema psíquico.

Veamos algunas de las mas relevantes:

a. Análisis: El trading se basa, si se diferencia del simple “juego de azar”, en decisiones racionales.

Ya sea que uno analice el mercado desde sus fundamentos, o desde sus precios (technicals), la información relevante para la toma de decisiones es procesada por nuestro sistema psíquico.

Desafortunadamente esa poderosa “computadora” que tenemos, se ve viciada por las distorsiones propias de nuestro sistema sensorial, y, sobre todo, por nuestras emociones. Determinar si una acción está inmersa en una tendencia ascendente o descendente depende, en definitiva, en relación al punto de referencia que estemos mirando y al marco temporal con que abordemos nuestro análisis.

Esto genera visiones absolutamente diferentes y, a veces, hasta diametralmente opuestas. Nuestras expectativas generan optimismo o pesimismo, y nuestro análisis se distorsiona fuertemente por estos sentimientos.

Es muy difícil analizar algo cuando no podemos mantener la objetividad.

b. Síntesis o elaboración de hipótesis: Las asociaciones de nuestra mente tienen un fuerte componente inconsciente, y que está marcado por constelaciones basadas en nuestra experiencioa anterior (memoria) y experctativas (proyección a futruro).

En el momento de poder elaborar hipóitesis, es difícil aislarse de estos elementos que influyen en la elaboración de hipótesis.

Un ejemplo claro es cuando se utiliza un sistema que se basa en un breakout de un precio tope histórico, y aparece el miedo porque nuestro sistema psíquico indica que un precio máximo es sinónimo de tope del mercado. No es poco común ver como la acción que no es comprada, por miedo a que retroceda, se duplique en poco tiempo.

c. Decisiones: Tomar decisiones en el contexto de nuestro sistema psíquico es un proceso complejo. Intervienen en él fuertes emociones (miedo, codicia, esperanza, necesidad de estar en lo cierto, etc.) que no nos permiten “apretar el gatillo” en el momento adecuado.

Ni que hablar de cuando un trader, por algún “fallido” freudiano da una órden de “vender” cuando, en realidad, quería “comprar”. Esto, aunque parece increíble, ocurre con más frecuencia de lo que pareciera posible.

e. Paciencia: En el trading la “paciencia” no es sólo una virtud. Es una necesidad para que las posiciones ganadoras sean lo suficientemente rentables para compensar las posiciones perdedoras. En general, nuestra mente nos indica “tomar ganancias” antes de que se evaporen, y nos quedamos con magros resultados, en vez de aprovechar la tendencia.

f. El miedo al éxito o al fracaso: Desde nuestro nacimiento, y nuestra inmersión en la cultura a través del lenguaje, nuestra psique fue condicionada por los deseos y valores de los otros.

Este condicionamiento tiñe nuestros juicios a través de prejuicios y preconceptos muy difíciles de percibir (en su mayoría son inconscientes), y de neutralizar (el yo defiende su dominio a través de sostener esta inconsciencia – represión en la teoría freudiana).

Es por este motivo que a veces nos encontramos saboteando nuestro propio éxito (Freud tiene un escrito muy interesante al respecto – “los que fracasan al triunfar”) o con terror al riesgo, y la posibilidad del fracaso.

Estos factores internalizados tienen diferentes denominaciones en cada teoría (Super Yo/Ello o Pulsión de Muerte en Freud, “Rocas” y k-nots en el TTP de Seykota, “Virus mentales” en NLP, etc).

En fin, sería muy largo enumerar todas las influencias de nuestra psique en el trading, pero, créanme que son múltiples, y muy poderosas.

Lo único importante es entender y reconocer que el psiquismo juega un rol fundamental en la actividad del trading

Como estaba inscripto en la entrada del Templo de Apolo en Delphi: γνῶθι σεαυτόν (gnothi seauton) – CONÓCETE A TÍ MISMO.

La única forma de ir neutralizando las influencias negativas de nuestra propia mente, es ir tomando conocimiento de ella.

Conociendo nuestra propia mente permite aprovechar su enorme potencial, previniéndo sus distorsiones.

Algunos pocos pueden alcanzar este conocimiento sin ayuda. Otros traders exitosos acuden, sin ningún reparo, a psicólogos, coaches y mentores a fin de ver su propia mente reflejada, y resolver sus conflictos.

En definitiva, como dijo Sidharta Gautama, el Buda: “El tonto que sabe que es un tonto, no tiene nada de tonto”.

Conózcanse, amantes de la Libertad, y dejen atrás sus grilletes.

Buen trading.

Gustavo

morpheus-sentado.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: