La muerte de un grande: David Carradine

Apareció colgado en la habitación de su lujoso hotel en Bangkok. Estaba por filmar una nueva película.

Detalles insignificantes que interesarán, seguramente, a los seguidores del mundo del espectáculo, o del morbo.

David Carradine fue parte de una familia de actores. Su padre, John Carradine y su hermano, Keith,  compartían su profesión y amor por la actuación.

Hizo más de 100 películas, bajo la dirección de directores de la talla de Scorsese, Bergman y Ashby.

Hace no mucho participó de la película de Tarantino, “Kill Bill”, encarnando al “mal” (cosa que hizo en numerosas oportunidades, sin discriminación alguna), en el “impecable” papel de “Bill”.

Pero, los más viejos de nososotros, lo recordaremos, nada más ni nada menos que, como Kwan Chang Caine, el jóven monje Shaolín de la legendaria serie “Kung Fu” (basada en un idea de nada menos que Bruce Lee).

Para muchos fue solo una serie más. Aburrida. Lenta. Melancólica. Solo matizada por el espectacular despliegue que David hacía de sus conocimientos de Kung Fu. Una serie más de artes marciales.

Pero para otros, apenas niños y adolescentes en ese entonces, fue la “puerta” (sin puerta) a una cultura y filososfía milenaria, y que nos maracaría para siempre. Con lecciones muy profundas y valiosas, ocultas entre las monótonas líneas de libreto, como pepas de oro en un vasto lodazal.

El vagar de Kung Fu, sin tiempos, sin hogar, sin familia, sin apegos, solo buscándose a sí mismo, y tratando de dirimir sus conflictos del pasado, nos introdujeron, sin querer, en el mundo sublime del Tao.

David Carradine. Un grande.

Su cuerpo dejó este mundo. Su legado, Kung Fu, seguirá tán vigente como siempre.

Gracias, David.

Enjoy.

Gustavo.

3 comentarios to “La muerte de un grande: David Carradine”

  1. David de la O Says:

    … No jodas!!!

    Me encanta este actor… UNA PENA!!!!

  2. luis Says:

    la muerte de un gigante del cine; su cuerpo dejara este mundo y quedara en nosotros la pena de los que lo conocimos, como un señor del cine y que nos hacia sentir parte de ese momento vivido tras la pantalla chica de millones de hogares.yo soy uno de ellos… te recordaremos

  3. freedombanker Says:

    Gracias, luis, por tu comentario.

    Compartimos sensaciones.

    Abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: