Estudiantes volvió a rugir…GRANDE LEÓN!

Por algo es “El León”.

Por su corazón.

Estudiantes de La Plata volvió a demostrarlo.

Con un público en contra (nada menos que un estadio Mineirao – verdadera fortleza del Cruzeiro – repleto con más de 65000 hinchas brasileros), y con el Cruzeiro ya festejando desde antes del comienzo del partido, Estudiantes de La Plata, humildemente, pero fiel a su tradición, viajó a traer la Copa Libertadores de America una vez más, para sus vitrinas de 7 y 53.

Y jugó un partido impresionante. Durante el primer tiempo no sólo le jugó de igual a igual a Cruzeiro en su cancha, sino que logró acallar a su hinchada (se empezaron a ir del estadio antes de finalizar el partido en señal de descontento contra sus jugadores) no dejándole tener ni mover la pelota, y tocando con varias situaciones que pudieron ser gol.

Pero, cosas del fútbol, en el segundo tiempo una pelota al arco que se desvió por rozar a Leandro Desábato, y se coló en la red sin que Andújar pudiera hacer nada, y Estudiantes quedó 0-1.

Lejos de desanimarse – y esto es- a mi humilde entender – lo más meritorio, el “pincha” siguió, templado, con su juego, y a los pocos minutos logró empatar, a partir de un pase “magistral” de la “brujita” Verón (de gigante actuación, y de quien el parco DT Sabella dijo “es el jugador más preponderante de la historia de Estudiantes”) a Cellay, que le permitió enviar un centro que terminó conviertiendo en gol la “Gata” Fernández.

Esto fué un golpe muy fuerte, psicológicamente hablando, para el Cruzeiro, y volvió a quedar paralizado.

Estudiantes no dejó de pelear el partido, y Boselli,  “hijo adoptivo” del pincha pero como si fuera “propio”, puso el tanto de la victoria de un tremendo cabezaso para terminar con los ánimos de un Cruzeiro ya resignado a que Estudiantes volviera a traer a casa, luego de 39 años, la Copa Libertadores.

El Pincha demostró una vez más que “El León” sigue manteniendo intacta la misma pasta, y la misma mística de aquél legendario equipo de Zubeldía, con 11 verdaderas estrellas, entre las que me vienen a la memoria Manera, Madero, Pachamé, Malbernat, Echecopar, Conigliaro, Bilardo y la grandiosa “bruja” Verón.

Toda su cuidad, La Plata, festejaba, merecidamente, en medio de una felicidad y un orgullo enormes. Pero también festejaban Mar del Plata, el interior de la Provincia de BsAs, y la República Argentina toda.

Tetracampeones de América (1968, 1969, 1970 y 2009).

Estudiantes… FELICITACIONES !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: