Otra gran compra de Mr.Market

Ya lo he dicho.

Y mientras muchos lo discuten, y sueñan con ganancias multimillonarias, buscando y buscando la fórmula de convertir Plomo en Oro (eso sí, rápido, y sin gastar demasiado en adquirir el Plomo…), yo sigo insistiendo que, al menos en el terreno de los mercados financieros (y hasta incluiría los commodities), el juego es SUMA CERO.

Uno gana. El otro pierde.

El otro gana, y uno pierde.

Y en esto reside la ventaja (gran ventaja) de contar con Mr.Market.

Nuestro querido amigo está siempre ávido por comprar o vender, ofertando y demandando, generando infinitas oportunidades para nuestro beneficio.

Eso sí. Siempre y cuando, en vez de seguir invirtiendo nuestro tiempo en soñar y soñar (autoconvenciéndonos que todo se logra solo por plantearnoslo y creerlo – en eso, lamentablemente, mucho le debemos a los “gurúes” del “Sí, se puede”), sumidos en un onanismo mental a ultranza, nos pongamos a analizar “Qué queremos”, y actuemos, con compromiso y seriedad, en dirección a nuestro deseo.

La verdad lo veo poco. En la mayoría de los casos, sí abundan los que dan por sobre-entendido que alguien (a veces creen que será uno…) va a regalarles las cosas, solo porque sí. Habráse visto semejante egocentrismo ! Sí. Se ve. Y ya, a mi, no me sorprende.

Esto de la red está muy bien. Somos todos más que amigos (de hecho, hermanos), pero esto de estar fomentando “creencias mágicas” y “vagos que se creen genios”, a mí, al menos, ya no me entusiasma tanto.

Y como soy de visitar blogs amigos, y ver de que va la vida y las ilusiones, en fin, a veces mejor quedarse en casa, que ver como tanta gente (eso sí, cada vez más acompañada, por lo menos virtualmente) se estropea el cerebro, y se confunde tanto, dirigiéndose al abismo, al que, de no corregir el rumbo, caerán inexorablemente.

Acá leo de grandes métodos intradías en Futuros. Allá leo de grandes oportunidades en Forex. Más acá observo, como, sin más experiencia que unos meses de trading, y algunos comentarios en diversos foros, algunos sostienen que obtendrán rentabilidades de 100% anual.

Es que la gente ha dejado de pensar ???!!!

Creo que la rapidez con que Internet nos permite expresarnos, ha ido en desmedro de razonar antes de tipear nuestros pensamientos.

Y así, en línea, con lo planteado en nuestro post anterior (“El Desafío Real y el Canto de las Sirenas“), siendo Mr.Market no otro que nosotros mismos, y siendo este un juego de “suma cero”, paso a continuación a compartir un trade, que si fue rentable para mí, fue un verdadero fracaso para alguno de estos nobles soñadores, que gustan de vanagloriarse entre sus amigos acerca de su participación en la noble comunidad global de los traders (y afines).

El 11 de Febrero, al inicio de la apertura, y con el RUT en baja, y a 591, alguien me compró unos Bull Put Spreads de IWM 56-54, para el ciclo Marzo 10, a $0.35 cada uno, restando 39 días para la expiración.

La probabilidad del comprador era pésima (también en esto es una ecuación “Suma Cero”: 1- Probabilidad de Venta – Prob. de Compra = CERO), sin embargo no hay dudas que esta señora o señor, creyó que el RUT caería los 31 puntos necesarios para que sus spreades expiraran ITM.

Quizás, es una explicación probable, seguía la recomendación de algunos de sus gurúes, o una voz interna que le susurraba “Tu puedes!”.

Hoy, lamentablemente, tan solo 13 días después, cada uno de los spreads comprados por el/la entrepreneur/trader solo costaba $0.06.

Yo, obviamente, los recompre felíz, aprovechando la suba del RUT. Y obtuve una rentabilidad del 253% anual.

Mi estimado/a comprador/a perdió un 82% en 13 días. Hace falta anualizarlo?

Bueno, que sea. Si les gustan las emociones fuertes… Nuestro trader amigo/a tuvo una pérdida del 2302% anual.

Claro. Alguien seguramente debe haberle dicho que no importa, porque son pérdidas chicas. Y son necesarias: Se pierde y pierde,  hasta que algún día se dé el Gran Golpe al Casino, y salta la banca. La esperanza, nunca se pierde.

Pero, ya sabemos (o, perdón, al menos yo sé) como termina la historia.

Hay una docena de libros que cuentan las interesantes pero escasas historias en que alguien hizo saltar la banca, pero ninguno que relata (porque no hace falta…) como, a lo largo de siglos, las bancas de los casinos le pasan el rastrillo a los apostadores que sueñan con descubrir el método para hacerlas saltar consistentemente.

Otra gran compra de Mr.Market.

A tener en cuenta para no dilapidar un recurso mucho más escaso que el dinero – Nuestro Tiempo – en busca de las “recetas mágicas” para convertir Plomo en Oro (y ni siquiera querer pagar por el Plomo).

Enjoy.

Gustavo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: