Archive for the ‘Venture Capital’ Category

El Grupo Zona F: Flujo, Fuerza y Formidable Oportunidad

Dic 31, 2009

Eduardo Remolins (“El Economista en Piyama“), acaba de crear, e inauguarar, un nuevo espacio, al que denominó el Grupo Zona F.

Inaugura “Grupo F”, compartiendo su excelente presentación en el Rosario Valley (que se comenta tuvo una magnífica repercusión), y el objetivo planteado es nuclear a todos aquellos que estén interesados en el tema de los perfiles emprendedores, para compartir información interesante y apuntar a vivir trabajando en aquello que verdaderamente les gusta (suena conocido?).

No dudo que los visitantes asiduos de este blog tendrán una fuerte afinidad con el Grupo F, y seguramente obtendrán gran placer y provecho de participar en él.

Una inicitiva espectacular para cerrar el año !

Mas detalles en el post de Eduardo.

Enjoy.

Gustavo.

La incógnita parece develada…

Sep 25, 2009

Lo que no se sabía… a veces, se sabe.

Decíamos que hoy podía pasar cualquier cosa. Y así fue.

A pesar de que el sentimiento de los consumidores mejoró , y alcanzó el nivel más alto desde Enero del 2009, algo preocupa a Mr.Market, porque el SPX vuelve a estar abajo (más de -4 puntos), con un VIX arriba, ya cercano a los 26.

Puede ser una simple toma de ganancias, reaccionando al prolongado estado de “sobrecompra” ? Puede ser.

Pero fundamentals tampoco faltan para preocupar.

A la seguidilla ilusoria de buenas noticias de las numerosas semanas de rally (pareciera que los medios filtraban solo las noticias acorde al optimismo, que es lo que en ese entonces la gente quería leer, escuchar y ver, y entonces vendía), ahora se acumulan datos no tan promisorios.

Las ventas de viviendas demuestran que el mercado inmobiliario no está tan sólido como muchos querían creer hace unas semanas. Advertimos en ese momento lo peligroso de sacar conclusiones estadísticas e imaginar tendencias en base a meses aislados.

La deuda norteamericana está cercana a alcanzar el 50% del PBI de USA. Y si bien algunos economistas intentan tranquilizarse comparándose con algunos países de Europa (UK, por ejemplo), en donde la deuda alcanza casi el 70%, a mi humilde entender es terriblemente mediocre este tipo de razonamiento.

No sería diferente de tranquilizar a mi familia porque nuestra deuda es menor a la de nuestros vecinos (y qué debería importarnos como ellos viven, y disponen de sus finanzas?), pero saber que lo que adeudamos es casi la mitad de los ingresos familiares del año, y que para cancelarlo (sin contar intereses futuros que se acumularán)  deberemos conformarnos con disponer de solo la mitad de nuestros haberes.

Yo, al menos, no dormiría tan tranquilo. Sería, meramente, mentirme a mí y a mi familia de que todo está bárbaro cuando no lo está. Puede funcionar por algún tiempo. Pero un día la realidad se hace inexorable.

Al final de cuentas, y más allá de complejas y sofisticadas elucubraciones y teorías económicas, un presupuesto es un presupuesto.

Y salir de deudas endeudándose más, no es sano ni en un país (por más grande que sea su economía y capacidad de producción) ni en un hogar.

La desocupación es otro frente. Sin consumo, y por más inyección del estado (que en algún momento deberá cesar), no hay empresa que pueda mantener su rentabilidad.

Es como un organismo. Sin comida las células, primero, consumen sus reservas (o sea, la analogía a recortar costos y disponer de reservas en una empresa), pero luego, comienzan a agonizar. Y mueren. Nada diferente de lo que ocurre en el terreno de las empresas.

En fin. Una vez más, Mr.Market ya no está seguro de lo que sentía y opinaba hace 4 días.

Ya nada parece tan brillante ni tranquilizador.

Otra nueva prueba (Hacía falta una más ? Por lo visto sí, porque muchos nunca terminan de aprender) de que, en un mercado gobernado por las emociones y ciclotímico, nunca deja de ser conveniente ser cauteloso, tratar de ser ecuánime y tener una dosis no menor de actitud contraria.

Enjoy.

Gustavo.

morpheus-sunglasses.jpg

Zen Value Investing Club: Increíble, pero real…

Sep 21, 2009

Cuando se creaba, hace ya 12 meses, el Zen Value Investing Club, no podíamos imaginar semejante éxito, ni tan importante rentabilidad.

Lo hacíamos en medio del Tsunami, y solo nos impulsaba compartir el enfoque de nuestro Maestro, Warren Buffett.

“Ser ambiciosos cuando los demás son temerosos”, es uno de sus consejos.

Y una vez más, seguir su sabiduría, nos brindó excelentes resultados.

Compramos valor a precios de ocasión, que quizás no se repitan en muchos años.

Y nuestra cartera -compuesta de 10 empresas de valor (con las últimas subas importantes seguimos sin  encontrar valor adicional que justifique el precio a pagar)-, tiene ya un retorno del 73.68% (que es el retorno anual obtenido en estos primeros 12 meses).

El retorno sigue resultandonos exuberante.

Por más que lo peor esté ya a nuestras espaldas, no se puede justificar semejante suba con una economía aún endeble.

Pero Mr.Market salió de compras, decidido a no perderse la reacción a lo ocurrido hace ya un año, y empujó los precios hacia las nubes.

Nuestra cartera, por ende, también tiene precios por las nubes. Y eso nos ha beneficiado mucho en estos primeros 12 meses.

Esperamos, aplicando un poco de realismo, que en un futuro (no sabemos, ni podemos saber, si cercano o lejano), los precios vuelvan a alinearse a la realidad, y que nuestro rendimiento a largo plazo regrese a niveles superiores, pero normales.

Por qué “normales pero superiores” ?

Porque a Largo Plazo, basándonos en los excelentes Márgenes de Seguridad con que hemos adquirido nuestros Valores, creemos que es probable podamos seguir obteniendo retornos superiores respecto a cualquier inversión de riesgo muy limitado.

Lo que sí nos importa – y es lo que nuestros resultados muestran – es que como preveíamos, nuestra focalizada cartera está brindando retornos superiores a nuestro benchmark – el SPX, que si bien se ha recuperado muchísimo desde Octubre del 2008, solo ha avanzado un 6.15% desde entonces..

Como inversores de Largo Plazo, solo nos preocupa que nuestro esfuerzo se justifique frente a una alternativa tán cómoda como “comprar” un índice.

Felicitaciones a los miembros del ZVIC.

Enjoy.

Gustavo.

Zen Value Investing Club: Exuberantes retornos

Ago 28, 2009

El tiempo transcurre inexorablemente, y ya van a cumplirse 11 meses desde la creación del Zen Value Investing Club.

Con una cartera de 10 empresas de valor (con las últimas subas no hemos encontrado mucho valor a buen precio para agregar), los retornos de nuestra cartera son del 68.33% (o sea de un 74.54% anualizado).

Exuberante retorno. Y no es para menos. Con un Mr.Market irracional, que ha perdido contacto con la realidad, nuestra cartera también tiene precios por las nubes.

Por ende, esperamos que en un futuro (no sabemos, ni podemos saber, cuando), los precios vuelvan a alinearse a la realidad, y quizás este rendimiento decaiga.

Claro que a Largo Plazo, basándonos en los excelentes Márgenes de Seguridad con que hemos adquirido nuestros Valores, creemos que es probable podamos seguir obteniendoos retornos superiores respecto a cualquier inversión de riesgo muy limitado.

Como nuestros resultados muestran (y como lo preveíamos…), nuestra focalizada cartera está brindando retornos superiores a nuestro benchmark – el SPX, que si bien se ha recuperado mucho desde Octubre del 2008, solo ha avanzado un 2.47% desde entonces..

Como inversores de Largo Plazo, solo nos preocupa que nuestro esfuerzo se justifique frente a una alternativa tán cómoda como “comprar” un índice.

Felicitaciones a los miembros del ZVIC.

Enjoy.

Gustavo.

10 Ago 09: El cuento del pastorcillo…

Ago 10, 2009

Érase una vez un pastorcillo, que se divertía asustando a sus colegas. “Viene el lobo. Viene el lobo !”, gritaba.

Y se reía de ver que los demás pastores corrían, desesperados, a proteger sus rebaños.

Así una y otra vez.

Hasta que un día, ya nadie le prestó atención. Perdió toda su credibilidad. Todos sabían que era un bromista incorregible.

Pero, el día menos pensado, el lobo llegó. Y, por supuesto, lo encontró al pastorcillo totalmente desprevenido.

Al verlo, y darse cuenta de su situación de impotencia, el pastor entró en pánico, y gritó: “Viene el lobo. Viene el lobo”. Ya no trataba de alertar a los demás, sino lograr que alguien lo ayude…

Nadie lo tomó ya en serio.

Cuidado con esto…

Enjoy.

Gustavo.